Con los ascensos y descensos de final de temporada se repite, año tras año, la misma historia de siempre: sonrisas y celebraciones en unas ciudades y lágrimas y desolación en otras. Al falta de una jornada para que finalice la Liga 1, 2, 3, Girona está feliz y la tristeza se reparte, a partes iguales, entre Mallorca y Elche.

Lago Junior pide perdón a la afición del RCD Mallorca tras el descenso

Vamos a empezar por las decepciones para acabar contentos el artículo. Dos históricos del fútbol español se han ido a Segunda B, pagando sus múltiples errores. El RCD Mallorca llevaba tres temporadas coqueteando con el descenso a la categoría de bronce y, finalmente, lo han logrado. Ayer necesitaba una victoria para llegar a la última jornada con posibilidades de mantenerse en Segunda División, pero no pasó del empate en su visita a Miranda de Ebro.

Por su parte, el Elche CF no ha sabido sobreponerse de su descenso administrativo de 2015. La temporada pasada no pudo luchar por retornar a Primera División y en la actual, ha tenido un final de Liga desastroso. En la jornada 33, tras ganar al Sevilla Atlético, sumó 42 puntos y se situaba a seis de los puestos de descenso. Desde entonces, solo ha logrado un empate y ha terminado perdiendo la categoría uniéndose a RCD Mallorca y CD Mirandés.

Gimnàstic de Tarragona, UCAM Murcia, UD Almería y AD Alcorcón se disputarán el cuarto puesto que condena al descenso a Segunda B en la última jornada. Para las eliminatorias de ascenso a Primera División sacaron ayer sus billetes Getafe CF, Cádiz CF y CD Tenerife. El último equipo que luchará por retornar a la Liga Santander saldrá de la terna formada por SD Huesca, Real Valladolid y Real Oviedo. Se presenta una última jornada llena de emociones y sufrimiento.

Y para terminar este artículo, vamos con el ascenso histórico del Girona CF. Los catalanes, tras disputar tres de las cuatro últimas fases de ascenso, ha logrado subir de manera directa y brillante a Primera. Debió hacerlo hace dos temporadas, pero el empate contra el CD Lugo con el gol de Pablo Caballero (juro que nada tiene que ver conmigo) en la última jornada y el descalabro ante el Real Zaragoza en el Play Off, lo impidió.

Celebración por todo lo alto del ascenso del Girona CF

Mucho se habló entonces de la actitud del Real Betis Balompié en su partido ante el Sporting de Gijón. Se puso en duda la competitividad de un equipo que ya había ascendido y que no se jugaba absolutamente nada. Ayer, al equipo de Machín y a su rival, el Real Zaragoza curiosamente, les valía un empate para conseguir sus objetivos. Y empataron, como no podía ser de otra manera.

No pretendo poner en duda la limpieza del ascenso del Girona CF. Lo que si quiero decir es que en el mundo de fútbol, la memoria brilla por su ausencia. De lo que un día nos quejamos, lo utilizamos sin reparos cuando nos conviene. Así está montado este negocio. Dicho esto, no hay duda de que el equipo gerundense ha ascendido por méritos propios y justos. Su temporada ha sido brillante y digna de lo que han logrado. Enhorabuena por ello.

Sobre El Autor

Apasionado del fútbol y Bético por encima de todas las cosas. Continuamente pendiente de la actualidad del club verdiblanco, disfruto y sufro con las alegrías y sinsabores del Betis. Ser Bético es real como la vida misma, ya que uno aprende a levantarse tras continuas caídas. Y ahí está la verdadera fuerza del Betis: en sobrevivir a los contratiempos.

Artículos Relacionados