La Sentencia de la Audiencia Nacional de 6 de abril de 2016 resuelve el recurso presentado por un aficionado del Elche C.F. contra la Resolución del Secretario de Estado de Seguridad de 9 de mayo de 2014, por la que se le sancionó con una multa de 70.001,00 € y la prohibición de acceso a cualquier recinto deportivo por un periodo de tres años, por la comisión de una infracción muy grave prevista en el artículo 22.1.d) de la Ley 19/2007, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte.

El artículo 22 de la Ley 19/2007 califica como “infracciones de las personas espectadoras” “muy grave” entre otras, “d) El quebrantamiento de las sanciones impuestas en materia de violencia, racismo, xenofobia e intolerancia en el deporte“.

Estadio Martínez Valero

El recurrente accedió el 25 de febrero de 2012 al estadio del Elche C.F. presenciando el partido de fútbol de 2ª División que disputaban dicho equipo y el R.C. Recreativo de Huelva, cuando tenía prohibida la entrada a recintos deportivos desde el 12 de agosto de 2011 al 12 de agosto de 2012, como consecuencia de una sanción anterior de fecha 11 de octubre de 2010 impuesta por una infracción de la misma Ley 19/2007 por Resolución de 11 de octubre de 2010 consistente en una multa de 4.000 euros y en la prohibición de acceso a cualquier recinto deportivo por tiempo de doce meses, entre el 12 de agosto de 2011 y el 12 de agosto de 2012, tal y como se refirió anteriormente.

Esta sanción anterior de fecha 11 de octubre de 2010 había sido también recurrida ante el Juzgado de lo Contencioso – Administrativo nº 1 de Elche, habiéndose solicitado asimismo la suspensión cautelar de la sanción (esto es, se había requerido que durante la tramitación de tal procedimiento judicial no se procediera a cobrar la multa de 4.000 euros y se le permitiera acceder a los recintos deportivos). El 25 de febrero de 2012, fecha en que el aficionado del Elche C.F. accedió al campo, no se había resuelto todavía dicha solicitud de suspensión cautelar.

El recurso contra la resolución de 9 de mayo de 2014 se basaba, entre otras razones, en las siguientes:

1) Lesión al derecho de defensa y el principio de presunción de inocencia,  por haberse dictado la resolución prescindiendo total y absolutamente de procedimiento legal establecido; el recurrente alegó asimismo que no se le podía sancionar por unos hechos que no había cometido dado negaba que hubiera acudido al citado partido.

2) No ser aplicable la sanción de 11 de octubre de 2010 el día que acudió al estadio Martínez Valero, el 25 de febrero de 2012.

3) Imposibilidad de infringir una sanción que no le fue impuesta ni notificada como es el acceso a recintos deportivos.

4) Falta de intencionalidad del recurrente.

A pesar de que el recurrente intentó demostrar que el 25 de febrero de 2012 no acudió al campo del Elche C.F. a través del testimonio de su novia y de un amigo, la Audiencia Nacional consideró probado que sí accedió al estadio Martínez Valero, dado que dicha circunstancia fue comprobada por cuatro funcionarios de policía, teniendo los hechos constatados por éstos presunción de veracidad de acuerdo con el artículo 137.3 de la Ley 30/1992, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

A pesar de que la alegación del recurrente sobre su no presencia en el campo no prosperó, si consiguió la anulación de la sanción del 9 de mayo de 2014 con base en la falta de vigencia de la sanción de fecha 11 de octubre de 2010. La Audiencia Nacional observó que la sanción de prohibición de acceso a recintos deportivos, estaba pendiente de decisión cautelar por el Juzgado de lo Contencioso- Administrativo nº 1 de Elche, al haberse solicitado su suspensión en el escrito de interposición, la sanción no podía ser ejecutada y por tanto no cabía computar que los 12 meses de suspensión iban del 12 de agosto de 2011 al 12 de agosto de 2012. Hasta que no se dictó el Auto denegatorio de la solicitud de suspensión instada, el 6 de marzo de 2013 , no pudo ejecutarse la sanción de prohibición de acceso, y, por tanto, el 25 de febrero de 2012 no pudo quebrantarse una sanción que no era ejecutiva en ese momento.

Sobre El Autor

Abogado, dirige la sección "In Dubio Pro Fútbol"

Murciano, murcianista y picapleitos. Siempre hay un momento para entretenerse escribiendo sobre fútbol.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.