Vamos a hablar de un equipo que no ganó ningún título, sin embargo entró por derecho propio en la historia del fútbol, y es que en fútbol muchas veces como en la vida, lo importante no es lo que se hace sino cómo se hace. Hoy en TresCuatroTres, la Holanda del 74 o la también denominada “Naranja Mecánica”.

Pocas veces un grupo de futbolistas elevaron el fútbol a la categoría de arte como lo hicieron aquellos jugadores de un país de apenas 17 millones de habitantes entrenados por un visionario, Rinus Michels, y comandados en el campo por uno de los cinco grandes de la historia, Johan Cruyff.

Hasta la época que nos ocupa, Holanda vivía una crisis futbolística enorme hasta tal punto que incluso se ponía en duda que el deporte rey pudiera subsistir en el país debido principalmente a lo poco vistoso del juego y a la sensación de amateurismo que lo impregnaba. Sin embargo, todo cambió cuando Rinus Michels se hizo cargo del Ajax de Amsterdam.

La primera clave del cambio fue la instauración de una preparación física no vista hasta la época. Para jugar bien había que entrenar bien. Además, el sistema de “fútbol total” que mostró tanto el conjunto ajacied como la selección nacional solo era factible si los jugadores estaban en las mejores condiciones físicas. Y es que la máxima era simple a la vez que difícil de ejecutar en el terreno de juego, todo el mundo ataca y todo el mundo defiende.

Así llegó Holanda al Mundial de Alemania de 1974 quedando encuadrada en el grupo C junto con Suecia, Bulgaria y Uruguay. Primer partido contra los charrúas con victoria por 2-0, segundo partido empate a cero contra Suecia y tercer y último encuentro con victoria 4-1 ante Bulgaria. Holanda pasaba a la segunda fase del Mundial donde se vería las caras ante Argentina, Alemania Democrática y Brasil.

Sería ante los argentinos cuando el combinado de Rinus Michels firmaría una obra de arte arrasando a su rival con un incontestable 4-0 con un Johan Cruyff estelar marcando dos goles a los que se unieron Krol y Rep. Posteriormente pasaría por encima de los anfitriones por 0-2 y finalmente haría lo mismo ante Brasil terminando campeona de grupo y pasando a la final como máxima favorita.

Aquella noche del 7 de julio de 1974, Holanda y Alemania Federal saltaron al campo con:

HolandaAlemania Federal
Jan JongbloedSepp Maier
Ruud KrolBerti Vogts
Wim RijsbergenGeorg Schwarzenbeck
Wim SuurbierFranz Beckenbauer (C)
Adrianus HaanPaul Breitner
Wim JansenWolfgang Overath
Johan NeeskensUlrich Hoeness
Johan Cruyff (C)Rainer Bonhof
Rob RensenbrinkJuergen Grabowski
Johnny RepGerd Müller
Willem van HanegemBernd Hoelzenbein
Rinus Michels (E)Helmut Schon (E)

Holanda se adelantó en el marcador merced a un tanto de Neeskens cuando tan solo se llevaban disputados dos minutos de juego, sin embargo los locales darían la vuelta al marcador con tantos de Breitner del mítico Gerd Müller.

Acababa así el sueño de un equipo que enamoró a todo el mundo y que en aquel momento no sabía que a veces no es necesario ser el campeón para pasar a la historia como el mejor.

Sobre El Autor

Fundador y Director

Nací en Murcia y crecí viendo al Barcelona de los Romário, Laudrup y Stoichkov. El fútbol de posesión y la figura del 4 son las claves.

Artículos Relacionados