Siguiendo con el hábito de recordar efemérides, nacimientos o fallecimientos de futbolistas o entrenadores relevantes, toca irse a Grecia para escribir sobre un defensa que cumple hoy 41 años. Un zaguero que fue fundamental en el éxito heleno en la Eurocopa de 2004: Traianos Dellas.

La clave del triunfo de Grecia en aquella competición fue la solidez defensiva mostrada en las eliminatorias de Cuartos y Semifinales y en la Final frente a Portugal, a la que ya derrotó en el primer partido del campeonato. Otto Rehhagel configuró un equipo muy defensivo y el resultado fue sorprendente y espectacular para los intereses griegos. Tres triunfos por 1-0 ante Francia, República Checa y los lusos, otorgaron al país heleno su único título internacional hasta la fecha.

Dellas celebrando el Gol de Plata ante la República Checa

Nuestro protagonista de hoy tuvo un papel principal en este logro. A parte de mostrarse seguro, expeditivo y contundente en las labores defensivas, Dellas anotó el tanto de la victoria ante la República Checa en la Semifinal. Fue en el minuto 105 de partido, al cabecear un saque de esquina, clasificando a su país para la Final, ya que se trató de un Gol de Plata en el último minuto de la primera parte de la prórroga, dejando sin capacidad de reacción a los checos. Curiosamente, fue el último Gol de Plata logrado, ya que la FIFA eliminó esta regla tras el torneo disputado en Portugal.

Aris de Salónica, Panserraikos, Sheffield United, AEK de Atenas, Perugia, AS Roma y Anorthosis Famagusta fueron los equipos en los que Dellas desarrolló su carrera futbolística, a la que puso fin en 2012. Con la selección griega disputó 53 partidos y participó en la ya mencionada Eurocopa de 2004 y en la de 2008 en Austria y Suiza, de tan maravilloso recuerdo para nosotros.

Sobre El Autor

Apasionado del fútbol y Bético por encima de todas las cosas. Continuamente pendiente de la actualidad del club verdiblanco, disfruto y sufro con las alegrías y sinsabores del Betis. Ser Bético es real como la vida misma, ya que uno aprende a levantarse tras continuas caídas. Y ahí está la verdadera fuerza del Betis: en sobrevivir a los contratiempos.

También en TresCuatroTres

¿Qué opinas?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.