Hoy cumple 41 años un ex futbolista que se convirtió el 17 de mayo de 2006 en el héroe de su equipo al lograr el gol de la victoria en la Final de la Champions League. Seguro que los barcelonistas ya han adivinado el nombre de nuestro protagonista, que no es otro que el lateral derecho brasileño Juliano Belletti.

Tras proclamarse campeón del mundo con Brasil en el Mundial de 2002, Belletti fichó por el Villarreal CF. En el conjunto castellonense cuajó dos grandes temporadas, que le permitieron fichar por el Fútbol Club Barcelona. Titular indiscutible en su primera campaña como blaugrana, Belletti compartió titularidad con Oleguer en su segunda temporada bajo las órdenes de Frank Rijkaard. De hecho, en el partido que más se le recuerda y por el que pasó a la historia del club catalán, fue suplente, saliendo al césped a falta de veinte minutos para el final del partido.

Belletti posando con la Copa de Europa de 2006

La Final de la Liga de Campeones de 2006 frente al Arsenal se había puesto de cara muy pronto para el FC Barcelona, ya que Lehmann, portero de los ingleses, fue expulsado en el minuto 18. Sin embargo, Sol Campbell adelantó a los británicos antes del descanso. Salió Andrés Iniesta tras la pausa y el partido fue otro. Los culés arrinconaron al Arsenal hasta que llegó el empate de Samuel Eto´o en el minuto 76. Cinco minutos después, Belletti anotaría el segundo y definitivo gol barcelonista, logrando el club del Camp Nou su segunda Copa de Europa.

Es injusto centrar la atención de toda la brillante trayectoria de nuestro protagonista en un solo partido, pero no todos tienen el privilegio y la suerte de decidir con un gol suyo el título continental más importante a nivel de clubes. En la Liga Española, Belletti disputó 130 partidos, logrando 6 goles y 9 asistencias, logrando ser campeón en dos ocasiones. Vistió 23 veces la camiseta de Brasil y jugó, además de en el Villarreal CF y el FC Barcelona, en el Chelsea, Sao Paolo, Cruzeiro, Atlético Mineiro, Fluminense y Ceará.

El partido en el que se convirtió en leyenda viva del Barça supuso el punto y final a los logros y títulos del Barcelona de Frank Rijkaard. El técnico holandés permaneció dos campañas más al frente del banquillo blaugrana pero sin obtener triunfos globales en las distintas competiciones que disputó su equipo.

Sobre El Autor

Apasionado del fútbol y Bético por encima de todas las cosas. Continuamente pendiente de la actualidad del club verdiblanco, disfruto y sufro con las alegrías y sinsabores del Betis. Ser Bético es real como la vida misma, ya que uno aprende a levantarse tras continuas caídas. Y ahí está la verdadera fuerza del Betis: en sobrevivir a los contratiempos.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.