El fútbol es un espectáculo con un punto teatral alucinante. Los partidos (sobre todo lo de los grandes equipos) son vistos por millones de personas. El escaparate es brutal y los actores lo saben. Los futbolistas sacan el actor que llevan dentro y, a parte de jugar, actúan sobre el terreno de juego, ya sea por ego, por marketing o por simple diversión.

Por eso ambos mundos están ligados. Y deberían estarlo aun más. Conscientes del tirón popular que tiene el fútbol y porque Sevilla es una ciudad muy futbolera y teatral, un ciclo de obras cortas de teatro llamado Teatro Mínimo, representa durante el mes de septiembre tres historias teatrales con temática futbolística: El Maracanazo, Banquillo y Shakesperae in balls.

Cartel de las obras de teatro

Cartel de las obras de teatro

Gracias a que nos criamos en la misma calle de San Juan de Aznalfarache y a que hemos compartido algún que otro partido en equipos aficionados, he podido contactar y hablar con Joaquín Díaz Cáceres, autor de Shakespeare in balls.

En palabras de Joaquín la obra es una revisión del clásico Romeo y Julieta, donde una pareja, Rosendo y Nicoleta, deciden suicidarse porque sus familias no aceptan su amor, ya que una es sevillista y la otra bética. Pero el día que deciden suicidarse coincide con la final de la Champions entre el Sevilla F.C. y el Real Betis, siendo el final imprevisible.

“Hay grandes escritores que han escrito sobre fútbol, como Benedetti, Alberti, Eduardo Galeano o Javier Marías. El fútbol también está presente en muchas películas, cuadros…” – Joaquín Díaz Cáceres

Para concluir esta breve pero interesante charla, no puedo dejar de preguntarle sobre la actualidad de nuestro amado Betis. Joaquín lo tiene claro y creo que su visión es muy acertada: “en primer lugar, debe clarificarse la situación judicial y administrativa del club, y posteriormente encontrar buenos gestores que sientan el club. Y, por último, encontrar un modelo de gestión deportiva propia. Tengo un amigo, que por cierto es escritor, bético también, que dice que el Betis debería ser el Athletic andaluz, o sea, que su plantilla esté compuesta sólo por jugadores andaluces… Esa me parece una idea muy bonita ¿Por qué no?”

Ya saben, si están por Sevilla y quieren disfrutar de fútbol y teatro, no lo duden. Creo que es una magnífica opción para hacer algo distinto de lo habitual. Y con las posibilidades gastronómicas que da el Centro de la capital hispalense, el éxito de esa noche estará garantizado.

Sobre El Autor

Apasionado del fútbol y Bético por encima de todas las cosas. Continuamente pendiente de la actualidad del club verdiblanco, disfruto y sufro con las alegrías y sinsabores del Betis. Ser Bético es real como la vida misma, ya que uno aprende a levantarse tras continuas caídas. Y ahí está la verdadera fuerza del Betis: en sobrevivir a los contratiempos.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.