Francisco Javier Yeste Navarro, natural de Basauri (Vizcaya), nacido el 6 de diciembre de 1979, cumple hoy 37 años. Futbolista retirado. Actualmente, entrenador en paro tras ser destituido en septiembre por el CD Eldense, al cosechar cuatro derrotas en las primera cuatro jornadas de Liga del Grupo III de Segunda División B.

Fran Yeste antes de un lanzamiento de falta

De momento, la carrera como técnico no ha arrancado bien para nuestro protagonista de hoy. Ojala tenga suerte y éxito en esta etapa de su carrera futbolística. Sí cosechó logros importantes en su época de jugador. Debutó en el Athletic Club de Bilbao con 19 años, en un partido frente al Racing de Santander. En esa misma temporada, formó parte del combinado nacional que logró ganar el Mundial Sub-20 en Nigeria. Mítico equipo del que formaban parte Casillas, Xavi, Marchena, Varela, Orbaiz o Aranzubía, entre otros.

El aspecto más significativo del juego de Yeste era su maravillosa pierna izquierda. Tenía guante en su zurda y a balón parado era un espectáculo. Un decena de goles en lanzamientos de faltas consiguió en Primera División, por no hablar de las más de 30 asistencias que dio a lo largo de sus años en la primera plantilla rojiblanca. Quizá le faltó un poco de templanza y serenidad mental para llegar haber sido un futbolista de época. Calidad y talento, le sobraban

Puede que demasiado joven (aun no había cumplido 31 años) decidió hacer las maletas y marcharse al fútbol árabe. Regresó al fútbol europeo de la mano Ernesto Valverde cuando, el actual técnico del Atheltic, se hizo cargo del Olympiacos FC. La aventura griega duró solo media temporada, volviendo a emprender viaje hacia los Emiratos Árabes Unidos para poner fin a su carrera deportiva en junio de 2012.

Sobre El Autor

Apasionado del fútbol y Bético por encima de todas las cosas. Continuamente pendiente de la actualidad del club verdiblanco, disfruto y sufro con las alegrías y sinsabores del Betis. Ser Bético es real como la vida misma, ya que uno aprende a levantarse tras continuas caídas. Y ahí está la verdadera fuerza del Betis: en sobrevivir a los contratiempos.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.