Martes 8 de Marzo, como un día más, leo la prensa deportiva y veo que existe un pequeño debate sobre el acierto o no de incluir a Casemiro en el once titular ante la Roma. El problema del R.Madrid una vez más es que el jugador no valió 60 millones de euros. De ser así ese debate no existiría, otros valiendo mucho más viven de rentas en dos destellos puntuales.

Leo cosas como que es un buen reemplazo en un momento puntual, o para dar descanso a jugadores cargados de minutos. Buen jugador para partidos frente a equipos de perfil medio – bajo…Cada día entiendo más que la prensa está para vender portadas y debates y que su conocimiento del fútbol es limitado, es lícito porque no dicen mentiras, pero esconden verdades.

Hablo siempre desde mi punto de vista como entrenador y aficionado y no como palabra absoluta, que quede claro. Considero que Casemiro tiene que jugar no solo por lo que aporte al juego colectivo del equipo sino por la tranquilidad y CONFIANZA que transmite al resto de compañeros. Dota a Kroos y Modric de una libertad que de no estar él presente en el terreno de juego no tendrían.

No voy a tener la osadía de comparar a Casemiro con Busquets por porque hoy por hoy el jugador blaugrana es uno de los mejores no sólo en su puesto sino también del mundo, pero vamos a hacer una comparativa estadística entre ambos. Casemiro lleva 856 minutos jugados con 600 pases completados y 76 recuperaciones mientras que el mediocentro de FC Barcelona cuenta con 2.118 minutos a sus espaldas, 1.692 pases y 146 recuperaciones.

A efectos de igualar los minutos tengamos en cuenta que estamos especulando un poco, pues nunca se sabe si el jugador blanco mantendría ese ritmo, Casemiro recuperaría más balones que Busquets realizando algunos pases menos. Vale que la comparación es odiosa en parte por la experiencia y en parte por la calidad, pero cabe recordar para los olvidadizos que el nivel técnico de Sergio Busquets en sus primeras temporadas no es el de ahora y el rol tampoco. Tiempo al tiempo.

Casemiro

Casemiro es el encargado de saltar a la presión ante el jugador de espaldas o al balón mal controlado (achique) como en la imagen, o de replegar hasta esperar la ayuda, temporización defensiva. Dos aspectos fundamentales en la transición defensiva.

El Madrid se planta mejor, tiene más orden, juega mejor y tiene más empaque. Tenemos la tendencia a decir que jugar con Casemiro es prescindir de la calidad, de la magia de los hombres de arriba para luego lamentarnos de que el equipo no defiende bien. Sin entrar en debates que ya deberían estar zanjados, el once que esta noche podría sacar Zidane fue uno de los muchos que presentó Rafa Benítez si repite por ejemplo como el sábado frente al RC Celta. Veremos que ocurre esta noche y mañana lo comentamos.

Muy bien, aquí estamos de nuevo, miércoles. Victoria 2-0 del R.Madrid que no debe camuflar los errores en las transiciones ataque defensa de los madridistas. El marroquí Salah hizo diabluras por esa banda derecha por la que Spalleti sabe que el Madrid más sufre. La Roma las tuvo para pintarle la cara al Madrid pero ya se sabe que en el fútbol quien perdona…

Con respecto a lo que escribía ayer. Sin ir a las estadísticas, estoy convencido de que Kroos intervino en menos acciones de lo que en él es normal, pero con mayor profundidad de la que acostumbra. Si esto se convierte en rutina, tenemos posibilidades de ver la mejor versión del alemán, aquella que deslumbró en el Bayern sin ataduras. Lo mismo sucede con Modric.

El del martes no fue el mejor partido de Casemiro pero si sostuvo al equipo, estuvo en todos esos “fregaos” en los que hacia falta mancharse y llenarse de barro. Y para mi, lo más importante, el Madrid tuvo profundidad, llegada, aunque no fueran ocasiones clarísimas, llega. Llega porque Kroos y Modric se sueltan, porque no tienen miedo de lo que ocurra cuando Bale o Marcelo pierdan su sitio. Y llegando obligan al rival a cerrarse.

En los primeros minutos, Salah no bajaba a cerrar con Marcelo y el brasileño llegó con peligro, en el minuto veinte pudimos ver como desde el banquillo la consigna cambiaba y Salah se pegaba a Marcelo en sus internadas. Esto provocó que la Roma cuando recuperaba y buscaba la vía de escape con el extremo o con Dzeko estos se encuentren  a 60 metros de la portería rival. Demasiada distancia…

En definitiva, soy defensor a ultranza del juego combinativo y vistoso pero con los años reconozco que me he vuelto más de un 0-1 o un 3-0 que de los 5-4, 3-2 etc. Portería a 0 significa dos cosas, puntuar y seriedad.

Sobre El Autor

Entrenador Nivel 2, dirige la sección "La pizarra de Héctor"

Estudié Ciencias de la Actividad Física, soy Técnico en Psicomotricidad y entrenador de fútbol, mi pasión de siempre. Llevo entrenando desde los 18 años y lo que más me gusta es el trabajo de campo, el contacto con el jugador, la tarea y sus evoluciones. Mis gustos se decantan hacia el fútbol de toque, vistoso y con ritmo, digamos que el Barça de Rijkaard es una referencia.

Artículos Relacionados